Un vestido actualizado.

Hola,

Hoy os presento mi última creación en novias que, además, es la primera. Me explico.

Corría el año 1999 y yo estaba estudiando el primer curso de Corte y Confección en la escuela Metrópolis de Sevilla. Y, como cada año, la escuela al final del curso en junio organizaba un desfile para que los alumnos que lo quisieran presentaran sus obras. Yo decidí presentar varios trajes de flamenca que había hecho para varias clientas y que decieron prestarmelos y algunas de ellas incluso desfilar con ellos. También decidí presentar un traje de novia. Así fué como nació este modelo.

img076

Mi primera idea era hacer un vestido en un tejido rústico, el lienzo moreno, pero había otra chica en la escuela que también decidió presentar un vestido de novia en ese mismo tejido, ¿casualidad? Yo creo que no, pero supongo que nunca lo sabré. Por eso decidí cambiar el modelo y buscando tejidos encontré un brocado de algodón en la sección de tapicería y cortinas y me enamoré inmediatamente de él para hacer un corsé, prenda fetiche que me encanta. Además era barato y, como mi presupuesto no era muy alto, era perfecto. Solo me faltaba buscar un tejido para hacerle un falda y busqué un raso. Evidentemente mi presupuesto no me daba para sedas en aquellos tiempos, así que me tuve que conformar con un raso de poliester, que con el paso de los años he usado para forrar vestidos de novia.

Y el resultado es lo que véis en la foto un corsé de corte clasico, con escote barco y, aunque no podéis verlo, atado por detrás y una falda de 8 nesgas con vuelo que se dispara a partir de la rodilla y sin cola. Un conjunto que empezaba a mostrar como es mi estilo en novias, sencillo, elegante y atemporal. Y además Sonia, una amiga, lo lució espectacularmente y estaba guapísima, cosa que en ella no es muy difícil.

Pues ahora, en el año 2014, después de tenerlo guardado durante 15 años, ha sufrido una pequeña actualización. La talla del vestido era muy pequeña, ya que Sonia era pequeñita y delgada, así que no lo podía lucir en ninguno de los maniquíes que tengo. Así que lo he descosido y he soltado todas las costuras que podía. También he cambiado algo el escote del corsé y he añadido unos volantes de tul a la falda y el resultado es el siguiente:

DSC_0014_01 DSC_0023_01

Como podéis ver, el escote del corsé lo he hecho palabra de honor con una ligera forma de corazón. Lo he reforzado con ballenas en las costuras y, aunque no se ve en las fotos, se abrocha por detrás con botoncitos pequeñitos. Aquí tenéis una foto con más detalle:

DSC_0016_01

Y a la falda le he añadido unos volantes de picos redondos y a capa en dos tonos, el marfíl del conjunto y en blanco, separados entre ellos por un entredos de Valencié. También he rematado los volantes con un cordoncillo a tono para darle un mejor acabado que el tul cortado a sangre. También tiene la falda un canesú en tul drapeado color marfíl siguiendo la forma de los volantes, que se adaptan a la forma del bajo del corsé. Aquí podéis ver detalles de la misma:

DSC_0029_01

DSC_0017_01

Bueno, pues este es el resultado de una gran actualización. Yo creo que ha quedado un vestido divertido y juvenil. Y además hacía tiempo que tenía ganas de hacer algo con volantes y volver a mis raices.

Besos y hasta pronto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>